Show all

InContext 73: El éxito de la COP 21 en París requiere del protagonismo de todos los actores para escalar la acción climática

La vigésima primera edición de la Conferencia de las Partes (COP 21) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático se inicia esta semana en París. Luego de 20 años de negociación, se busca generar el primer acuerdo climático que involucra la implementación de acciones de largo plazo de todos los Estados miembro de la Convención para evitar el calentamiento global por encima de los 2°C, generando impactos que ponen en riesgo a las poblaciones del mundo. El acuerdo propone el marco para promover sociedades más resilientes y economías de bajas emisiones. Pero hoy está claro que esta transición no depende solamente de los gobiernos nacionales y requiere ser complementada con el compromiso y la acción articulada de todos los sectores de la sociedad, en varios niveles. En este contexto, las personas, empresas, organizaciones, pueblos indígenas y gobiernos sub-nacionales están generando sus propios compromisos de acción climática consolidándose como actores indispensables para el éxito de París. Para articularlos y fomentar la implementación de sus compromisos en América Latina, la Fundación Avina presentará en la COP21 en París la plataforma ActionLac.

 

Este lunes 30 de noviembre se inicia la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático en París, conocida también como COP21. Se trata de unos de los momentos más importantes desde el establecimiento de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés) en 1992, pues se espera firmar un nuevo acuerdo universal sobre el clima, que contribuya a mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados Celsius. El acuerdo entrará en vigencia en 2020, substituyendo al Protocolo de Kioto.

Se llega a esta COP luego de más de 20 años de negociación entre 195 estados; 5 reportes de la comunidad científica a través del IPCCC y el aumento de los impactos del cambio climático en todas las regiones del planeta. La base del texto a negociar en París, cuenta ya con la definición de las contribuciones sugeridas por los Estados (INDCs por sus siglas en inglés) a implementar a partir del 2020; más de 155 países representando el 90% de las emisiones presentaron sus INDCs a la fecha de este reporte. Si bien los análisis preliminares demuestran que estas contribuciones no son aún suficientes para mantenernos bajo el compromiso de los 2 grados y se requiere aumentar la ambición, reflejan un avance importante en la capacidad global para responder al desafío del cambio climático.

Para aumentar la ambición reflejada en el conjunto de INDCs el texto de negociación prevé un mecanismo de revisión periódica y la posibilidad de incrementar acciones en el período previo a la entrada en vigencia del acuerdo entre 2015 y 2020. En ambas instancias, los compromisos de acción climática definidos por los gobiernos sub-nacionales, el sector privado, las organizaciones de la sociedad civil y pueblos indígenas (considerados como “actores no estatales” bajo la convención) son un aporte crítico que puede incentivar a los Estados nacionales para asumir compromisos aún más ambiciosos y complementar con acciones no previstas en las INDCs.

Muchos de los compromisos de Acción Climática registrados bajo el Portal NAZCA (portal lanzado en la COP 20 bajo la presidencia del Perú y coordinado por la secretaría de la UNFCCC) prevén su implementación antes del 2020, permitiendo a su vez reducir la brecha de los 2 grados antes de la entrada en vigencia del nuevo acuerdo.

El texto base de negociación para París, bajo la sección pre 2020 (conocida como Work stream 2), considera una serie de mecanismos para reconocer el esfuerzo de los compromisos de acción climática de los diversos actores y su definición durante la COP 21 puede ser un incentivo para potenciar la generación de nuevos compromisos de acción climática en los próximos años.

La cooperación entre todos los actores base para la acción climática

Las iniciativas cooperativas de acción climática entre Estados, gobiernos sub-nacionales, empresas y demás sectores, no substituyen las responsabilidades de los Estados Nacionales bajo la convención; sino que complementan estos esfuerzos agregando valor de la siguiente manera:

. Son ágiles. Pueden actuar con rapidez o adecuarse a cambios en el contexto, según se requiera.

. Tiene resultados concretos en el terreno y a corto plazo. Al ser acciones puntuales y concretas pueden demostrar su impacto en poco tiempo.

. Más espacio para innovación en sectores y dimensiones con soluciones climáticas todavía poco desarrolladas.

. Generan momentum y narrativa positiva hacía la transformación necesaria.

El reconocimiento a estos compromisos de acción climática alcanzó su auge en 2014 con la Cumbre Climática de Nueva York, convocada por el secretario general de Naciones Unidas, Ban KI Moon, bajo la consigna de promover una cumbre de “soluciones” y no de “negociación”. Ambiciosos compromisos de acción climática presentados bajo alianzas de cooperación entre Estados, empresas, gobiernos locales, pueblos indígenas, ONGs y organismos multilaterales demostraron la gran diversidad de acciones e iniciativas que ya se están llevando adelante a nivel mundial para responder a los desafíos del cambio climático.

Iniciativas como la declaración de bosques de Nueva York; el Pacto Global de Alcaldes o la electrificación con fuentes renovables de pequeñas islas son un aporte sustantivo y de alto impacto para avanzar hacia un desarrollo resiliente y bajo en emisiones. El reciente reporte presentado por un grupo de thinktanks y organizaciones académicas, demuestra que a un año de la cumbre de Nueva York, muchos de estos compromisos cooperativos de acción climática están avanzando hacia la implementación de sus metas.

Desde el sector privado, iniciativas como We mean Business o el compromiso de Consumers Good Forum junto a los esfuerzos de C40 e ICLEI en el involucramiento de los gobiernos locales frente al cambio climático confluyen en la agenda de acción climática reflejándose como partes complementarias de un mismo esfuerzo.

Para la COP 21, el compromiso del gobierno de Francia, Perú, el Secretario General de Naciones Unidas y la secretaría de la convención de cambio climático bajo el Lima Paris Action Agenda (LPAA) busca acelerar este proceso de reconocimiento y ambición de compromisos cooperativos de acción climática y es considerado uno de los cuatro pilares para el éxito de París, junto a la suma de INDCs, el acuerdo global y el desarrollo de un paquete de financiamiento climático.

Acción climática en Latinoamérica

En América Latina, hay buenas experiencias de trabajo conjunto entre el estado, la sociedad civil organizada, comunidades indígenas, el sector privado y la academia que están generando efectos consistentes y duraderos de respuesta al cambio climático, impulsando modelos de desarrollo de bajas emisiones y alta resiliencia. Algunos ejemplos son:

. Las iniciativas de reducción de la deforestación de la selva amazónica brasileña es el resultado de un esfuerzo de trabajo combinado entre el gobierno central, los gobiernos estaduales y municipales, el sector privado, los pueblos indígenas que habitan el bioma y la sociedad civil, a través de acciones de monitoreo, fiscalización y conservación.

. La gestión del acceso a agua en zonas rurales y semiáridas de Latinoamérica reduciendo la vulnerabilidad frente al cambio climático son resultado de un trabajo conjunto entre organizaciones comunales apoyadas por los gobiernos locales y el sector privado.

. Las variadas iniciativas de ciudades y redes de ciudades sustentables -impulsadas en la mayoría de los países de la región por alianzas entre los tres sectores- con el objeto de generar mejores condiciones de habitabilidad, aumentar la calidad y cantidad de los espacios verdes, favorecer el reciclaje de residuos sólidos y la correcta gestión del agua, con sus respectivos co-beneficios de mitigación y adaptación al cambio climático.

A septiembre de este año, el portal de NAZCA registraba un conjunto de 144 compromisos de acción climática asumidos desde América Latina.

Durante 2015, como parte de su compromiso hacia la COP 21 una serie de iniciativas están fijando sus propios compromisos de acción climática para llevar a París. Entre ellos se destacan:

. La Declaratoria por el Acceso al Agua: La plataforma agrega compromisos de organizaciones comunitarias de agua, organizaciones de la sociedad civil y entidades de gobiernos relativos a acciones concretas que serán desarrolladas hasta 2030 para reducir su vulnerabilidad ante el cambio climático y contribuir con el sexto Objetivo de Desarrollo Sostenible.

Declaración de Municipios Latinoamericanos ante la COP21: Esta Declaración de gobiernos municipales de Argentina, Guatemala y Perú expresa su intención de “Intensificar la acción por un futuro resiliente y bajo en emisiones, desarrollando alianzas, estableciendo metas, implementando y monitoreando acciones de mitigación y de adaptación al cambio climático”. Se trata de una iniciativa de alto valor pues traslada la necesidad de compromiso con la acción climática al nivel más local de la estructura gubernamental, permitiendo generar una base amplia y unificada de compromisos climáticos y ayudando a socializar la necesidad de cambiar el modelo de desarrollo actual en todas las poblaciones.

Aún en fase de desarrollo y con la expectativa de precisar sus compromisos en las próximas dos semanas, la Plataforma de Energías Sustentables y Equidad (PLESE) también está afinando sus propias metas como parte de la contribución de organizaciones sociales en el cumplimiento de otro de los Objetivos de desarrollo sostenible como es el acceso universal a energía.

ActionLAC: Del compromiso a la acción

Como próximo desafío, este movimiento emergente de “compromisos de acción climática” promovidos por diversos actores de manera colaborativa, tiene que demostrar su capacidad de acción, implementando los compromisos que asume para mantener su credibilidad y reconocimiento.

Para acompañar este proceso la Fundación Avina está diseñando la plataforma ActionLAC que será presentada en la COP 21 para comenzar sus funciones a inicios de 2016.

ActionLAC es una plataforma que reúne los compromisos de acción climática de los diversos actores no estatales de América Latina y los articula con posibles financiadores apoyando su implementación con transparencia y promoviendo el intercambio de aprendizajes, fortaleciendo un desarrollo resiliente al cambio climático. A través de esta plataforma las organizaciones recibirán apoyo para llevar adelante sus compromisos; reportar el cumplimiento de las metas y dar visibilidad a sus impactos más allá de la región. Por último, la plataforma busca reflejar el impacto de estas acciones sobre los distintos objetivos de desarrollo sostenible.

América Latina es una región vulnerable al cambio climático. La selva Amazónica está disminuyendo a un ritmo que pronto tendrá efectos irreversibles para la regulación climática del continente. Eventos climáticos extremos han afectado la región fuertemente en los últimos años y los patrones de precipitación ya han cambiado (IPCC), implicando riesgos y daños a las poblaciones y economías más vulnerables. Según datos del BID, los impactos por el aumento de temperatura en 2 grados costarán a la región $ 100 billones anuales en 2050. Los altos niveles de inequidad, por otra parte, amplifican este riesgo climático para las poblaciones marginales, quienes cuentan con menos recursos para responder a situaciones de crisis.

Al mismo tiempo es responsable del 9% de las emisiones globales y sus emisiones por habitante están por encima del promedio mundial (7,6 ton per cápita vs. 6,6 ton per cápita) y muy lejos de la meta de 2,5ton sugerida por la ciencia.

Favorecer alianzas entre diversos actores para responder a los desafíos del cambio climático es prioritario para la región y ello le ofrece además una oportunidad para no repetir los errores de países desarrollados, incentivando la innovación para fortalecer un modelo de desarrollo resiliente al clima y bajo en emisiones.

Fuentes:

http://www.cop21paris.org/about/cop21

http://climateaction.unfccc.int/

http://declaratoriaaccesoagua.org/

https://www.youtube.com/watch?v=NMCapFKxt8Y

http://www.ramcc.net/

http://www.embafrancia-argentina.org/IMG/pdf/declaration_de_rosario_esp_.pdf?5156/111ece233ebfcc33164405d9a9929ee7ea18fbbf

http://ecolife.co/index.php/ecotendencias/137-total-de-emisiones-de-gases-efecto-invernadero-en-el-mundo

InContext 61

InContext 70

https://www.die-gdi.de/briefing-paper/article/proposal-for-a-global-framework-for-climate-action-to-engage-non-state-and-subnational-stakeholders-in-the-future-climate-regime/

https://es.wikipedia.org/wiki/Convenci%C3%B3n_Marco_de_las_Naciones_Unidas_sobre_el_Cambio_Clim%C3%A1tico

http://www.un.org/es/members/growth.shtml#2000

http://unfccc.int/resource/docs/2015/cop21/eng/07.pdf

http://www.un.org/apps/news/story.asp?NewsID=52109#.VlOJvXarTIU

http://www.avina.net/esp/herramientas/cambio-climatico/

http://www.cepal.org/sites/default/files/infographic/files/infografias_cambioclimatico_cop20_2014_logos_part3.pdf

http://estadisticas.cepal.org/cepalstat/web_cepalstat/Library/CEPALSTAT/Infograficos_pdf/2013/Forest_ECLAC_2013.pdf

https://www.ipcc-wg2.gov/AR4/website/13.pdf

http://idbdocs.iadb.org/wsdocs/getdocument.aspx?docnum=37720722

http://www.un.org/climatechange/summit/es/

http://www.un-redd.org/Portals/15/documents/New%20York%20Declaration%20on%20Forests%20(Spanish).pdf

http://www.wemeanbusinesscoalition.org/

http://newsroom.unfccc.int/lpaa/

Créditos de las imágenes

http://climateaction.unfccc.int/

http://newsroom.unfccc.int/es/bienvenida/accion-climatica-ahora-informe-para-responsables-de-politicas/